Colombia ha sido reconocida globalmente como uno de los principales países emergentes en Sur América. El excelente manejo de su política económica, le ha permitido afrontar las recientes crisis mundiales sin mayores impactos en su estructura interna. La estabilidad de su moneda frente al dólar, garantiza a los importadores y exportadores el equilibrio necesario para desarrollar sus negocios, sin experimentar altas exposiciones a la fluctuación. La seguridad jurídica de su sistema legal, permite el desarrollo de nuevos proyectos de inversión con el mismo tratamiento que se le otorga a nacionales.